Version Abierta

No es el contenido, es el público

Si una sociedad deposita su responsabilidad de forjar su propio criterio en los medios de comunicación masiva, está arando en el desierto.

Risa me dan todos aquellos que acuden al muro de los lamentos de nuestra era: Twitter, a desahogarse y despotricar de los titulares insensibles y los enfoques alegres en medio del caos social. Que por qué le dan primacía a la Selección Colombia y no al desastre social que el país vive hoy (cuando lo ha tenido desde ayer y siempre).

Dejémonos de pendejadas. Los medios, la noticia en sí, no está para orientar a la opinión. Porque para eso hay espacios de ese tipo. Cada vez menos, pero aún ahí. La noticia está para informar acerca de las “novedades”, curiosidades, hechos que -por su naturaleza- se salen de la normalidad sin importar el efecto que tengan al impactar en el sentir colectivo; siempre que este efecto abarque a muchos. Entre más, mejor.

En los medios, busquen opinión en las franjas y espacios de opinión. No en las noticias. Ahí hay hechos, nada más. Y no voy a entrar a analizar más porque sería empezar a encontrar otros factores que ‘ya no son noticia’ sino parte del paisaje porque infieren en la selección y los enfoques de los relatos periodísticos informativos.

A lo que sí le voy a hacer énfasis a usted y a todos los que se puedan andar quejando de los medios es que primero, debe reforzar sus propias competencias y habilidades de interpretación textual. Así que métale más conciencia a su Educación en todos los niveles. Abra su mente a la lectura crítica y salga de la caverna platónica, como primera medida. Sea consciente de su esfuerzo por querer mejorar como ser a través de su educación. Dé el valor que en verdad merecen los profesores y respete las normas asociadas al entorno escolar o universitario.

Paralelo a esa carrera que va ‘de la cuna a la tumba’, en forma tolerante, indague, conozca, las ideas tanto afines como distintas a las suyas. Escúchelas sin ser agresivo con ellas. Defienda sin imponer en los espacios que, para eso, existan. Pero no vulnere los derechos de los demás. Porque, así como usted poner en Twitter que no le parece la primacía de la Selección de fútbol sobre el asesinato de líderes sociales, hay quienes en la misma plataforma hacen a la inversa. No por eso son peores o mejores personas. La ley los ve igual y usted no es juez para iniciarle un proceso, que termina siendo de ciberacoso y propiciador de odios colectivos porque, eso se ‘riega’ y germina en otros corazones afines con el suyo. Corazones que tampoco tienen criterio para respetar las diferencias y esperan que el mundo sea lo que ellos quieren. Incluso en los medios.

Construya fuerte su mente. Edúquese en lectura crítica y fortalezca valores como la tolerancia. Porque su derecho llega hasta donde inician los míos y, como dice la frase: El respeto al derecho ajeno es la paz”. Incluso, respetando el derecho de expresión que tiene un medio de dar prioridad a un tema sobre otro.

1 Comentario

Siguenos

No seas tímido, ponte en contacto. Nos encanta conocer gente interesante y hacer nuevos amigos.

Noticias mas relevantes

¿Quiénes Somos?